La Salud Mental Más Cerca de Tí

  • facebook.png
  • instagram.png
  • twitter.png
  • youtube.png
Domingo, 26 de Mayo de 2019

En el Hospital Mental también hay espacios para la educación

 

 

Brindar oportunidades educativas a 200 niños, niñas y adolescentes que reciben atención especializada y que tienen un proceso administrativo de restablecimiento de derechos, abierto a su favor en la modalidad internado, son actividades que engrandecen el compromiso misional del Hospital Mental de Antioquia.

Desde principios de 2018, esta población recibe clases en seis grupos que van desde el grado primero al once. En las instalaciones del HOMO  se ven restablecidos sus derechos de manera integral en donde además interactúan, conviven, aprenden y celebran momentos especiales.

Todo ello permite que actividades artísticas y culturales lleguen a sus vidas.  Como sucedió el 26 de abril, un  viernes muy especial en el que celebraron en una sola fiesta los días clásicos del Niño, del Idioma, de la Tierra, del Género y del Árbol. En un colorido escenario los jovencitos ofrecieron obras de teatro, canciones, bailes y manifestaciones espontáneas de cariño y agradecimiento a sus cuidadores y profesores.

También son actores de primera línea


Los chicos hacen parte del Centro de Protección Infantil, programa operado por el Hospital Mental según contrato interadministrativo suscrito con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Las actividades educativas están a cargo del Colegio Universidad Virtual de Colombia –CUVIC- con apoyo de la Secretaría de Educación de Bello, bajo un modelo flexible y adaptado a diferentes contextos sociales, como son la población vulnerable, desmovilizada, privada de la libertad, en situación de calle y como en este caso, con discapacidad mental y psicosocial.

La institución tiene trece sedes en Bello, varios de los profesores que enseñan en el hospital son profesionales en psicología.

Cabe destacar el compromiso del Hospital Mental de Antioquia con estos niños, niñas, jóvenes y adolescentes que requieren una oportunidad de atención psicoeducativa con honestidad, respeto, compromiso, diligencia y justicia.


Colaboró con este artículo Mabel Ysnury Torres David, Coordinadora de Educación HOMO.